divendres, 11 d’octubre de 2013

Malos pensamientos

Durante una temporada escuchaba la misma noticia de todos los días. Era sobre un oso pardo que se había escapado del zoo.
Empecé a pensar, pensar y a pensar, no podía parar de pensar. Era extraño, muy, muy extraño. Durante todo el día no salí de casa. Estaba pensando, y pensando ,por la noche me despertaba a cada dos por tres y tenía que ir al baño.
Al día siguiente seguía pensando, y pensando. Mi cabeza solo estaba pensando en el oso. Vi el periódico con mi abuelo y volví a ver la noticia con su misma foto. Empecé a traumatizarme, ya tenia miedo a ir al zoo por si se escapaba un oso y nos comía como si fuéramos un sandwich.
Por la noche soñaba que unos fotógrafos escapaban de una horrible bestia gigante llamada oso pardo, una amenaza para la especie humana.
Por la mañana estuve todo el día cogida  a mi madre y por la noche pensé: "¡de qué me sirve todo esto! cojo y tengo miedo, si sigo así no me servirá de nada, solo porque una vez, una sola vez les pasó a unos del zoo. No quiere decir que esté pasando todos los días. Apagué mi lamparita, cerré los ojos y dejé de pensar en aquello, en todo lo malo y me puse a pensar en un bonito paisaje de flores y margaritas.

Texto escrito por Yaiza Vila. 6B

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.